Leucemia

Reconocen a mexicana por descubrir método para eliminar células de leucemia

Un grupo de investigadores mexicanos busca eliminar de manera selectiva a las células madres de la leucemia mieloide crónica, a través de una metodología que pone en cultivos células troncales que aíslan a partir de muestras de personas hematológicamente sanas o que acaban de ser diagnosticadas con este tipo de leucemia. 

Entre los investigadores está la doctora María Antonieta Chávez González, quien dirige el estudio y obtuvo por este trabajo el Primer Premio de Investigación en Biomedicina Dr. Rubén Lisker que organiza Conacyt, la Fundación Coca-Cola y el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar.

La doctora Chávez González, investigadora en el Centro Médico Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indica que en la investigación han empezado a probar el efecto de estas moléculas.

“Sabemos que las células troncales leucémicas son responsables del mantenimiento de la enfermedad, por ello, los agentes que propongo buscan eliminarlas.

La hipótesis de este trabajo es que algunas de las moléculas que vamos a medir son capaces de identificar a las células trocales leucémicas que se encuentran sin proliferar (como si estuvieran dormidas) y las pueden eliminar, teniendo un efecto mínimo en las células normales ya que a éstas últimas no queremos eliminar”, detalla la investigadora.

De hecho, las células troncales son las responsables de mantener esta enfermedad, que afecta principalmente a adultos. Les gusta vivir como si fueran células normales, resisten a fármacos.

Cuando a una persona con dicha patología se le da tratamiento, éste elimina a las células que proliferan -que pueden ser las sanas- y una vez retirado el tratamiento, las troncales leucémicas pueden ser capaces de volver a reaparecer.

“No sólo en las leucemias llegar a pasar lo anterior, sino en varios tumores sólidos se encuentran células troncales tumorales y es difícil quitarlos de raíz porque las células que los originan no son sensibles a los fármacos que se aplican, permanecen en estado ´dormido´ y son incapaces de sentir los estímulos de los agentes quimioterapéuticos por eso permanecen”, concluye la especialista explica la galardonada.